PARA EMPEZAR, BREVE RESEÑA SOBRE EL MAESTRO LEONARDO

El Maestro Leonardo es la reencarnación de Jesús de Nazaret, lo que quiere decir, en otras palabras, que ambas personas han "llevado" el mismo espíritu.
En ambas ocasiones vinieron a enseñar a amar y a perdonar, porque, en palabras del Maestro, "sólo por el amor será salvo el hombre". Para llegar a Dios no existe otro camino que el del amor y el perdón.
A lo largo de este blog se explica detalladamente cómo el Maestro Leonardo empezó su gran obra, así como sus enseñanzas más importantes, las que deberían llegar a todos los rincones del mundo por el bien de la humanidad.
Para comprender todo esto, en primer lugar, se debe saber que lo que verdaderamente existe es la reencarnación, dejando a un margen muchas de las enseñanzas erróneas transmitidas a través de los siglos por la tradición o por las religiones.


NOTA IMPORTANTE: Este blog NO se actualiza porque ya atesora todo el material que deseamos mostrarles. Para leer las enseñanzas del Maestro Leonardo lean de arriba hacia abajo, pinchando en "entradas antiguas" cuando lleguen al final de cada página, o directamente clicando sobre el directorio del blog.

Un abrazo en espíritu para todos ustedes y gracias por la atención.

"LOS HOMBRES SERÁN PORTADORES DE MIS ENSEÑANZAS"


“Hace mucho tiempo, y desde otros mundos muy lejanos, vine a este mundo para daros mis enseñanzas, pero los hombres de entonces no me comprendieron. Ahora he vuelto de nuevo para daros mis enseñanzas y mi amor, para enseñaros a amar y a ser amados. Prestad fe a mis palabras, pues de mis enseñanzas ha de salir vuestra salvación, y mi amor llegará a todos los rincones del mundo, y los hombres serán portadores de mis enseñanzas y de mi amor. Por eso os digo: liberad las grandes reservas de amor que os di para que el mundo entero sea salvo. Pues no existe ni hay otro camino para la salvación si no es por medio de mi amor. Si vosotros ya sabéis que la vida material es perecedera: ¿por qué no hacéis un esfuerzo por entenderme y por coger el amor que os traigo? Tanto que lucháis por la libertad y no os dais cuenta que esa libertad tan ansiada se halla a través de mi amor. El mismo amor con el cual os di mi vida por vosotros, el mismo amor con el cual os di la vida, el mismo amor con el cual se obra gran justicia y el mismo amor con el cual se os conduce a la vida eterna”.

(Palabras del Padre Leonardo en Palma de Mallorca. 14–6–03).

AMOR Y PERDÓN


"Todos hemos salido de Dios y si a uno solo en todo el mundo no le perdonaras porque fuese tu peor enemigo, si es que lo tuvieras, y no le perdonaras, tú ya no amas a Dios. Porque Dios está dentro y fuera de cada uno de sus hijos. ¿Y cómo podemos decir nosotros: “Yo amo a Dios” si no estás amando al que tienes enfrente?.. Si no amas al que tienes enfrente tu no puedes amar a Dios, porque Él también está en ese hermano tuyo.”
Enseñanzas del Maestro Leonardo.

ENSEÑANZAS DEL MAESTRO: "EL PERDÓN"

"Bien, pues yo os digo, y le digo a todas las religiones, a todos los pueblos, y a todos los hombres de todas las clases, (lo he dicho muchas veces y lo vuelvo a repetir ahora): que todos sois hermanos y todos mis hermanos tienen derecho a mi amor.
Yo he bajado desde muy lejos para vivir entre vosotros y mostraros personalmente el camino de vuestra salvación. Y a deciros la verdad, para que esta verdad prevalezca en vosotros tanto en el presente como en el porvenir… Vosotros sabéis ya que hace mucho tiempo yo dije que mi padre me mandaría nuevamente a la tierra; pues no sería justo si no me hubiera mandado a recoger aquellos frutos de la simiente que yo sembré por entonces. Pero también es verdad que dije que no me ibais a reconocer por mi físico sino por mis obras: y aquí están mis obras, ya las conocéis, ya desde más de cinco años… Éstas son mis obras y éste es mi mensaje: que os améis unos a otros como yo os he amado, que os améis y que os perdonéis como yo os he enseñado. Y no me preguntéis como lo habéis hecho muchas personas:
“¿Cuántas veces hemos de perdonar?... Yo ya los perdoné hace poco tiempo, ¿y aún tengo que perdonar más?” –me decís.
Yo os pregunto a vosotros: ¿es que cuesta tanto de perdonar a una persona aunque no os haya hecho caso, aunque tuvierais que perdonarle cada día? ¿Qué es eso?.. ¿Acaso vosotros sabéis cuántas veces os perdona cada hora vuestro padre?.. No lo sabéis, pues si lo supierais esas formas de pensar no me las haríais a mí, no me diríais a mí eso.
Yo os digo que hay que perdonar a vuestro peor enemigo, si es que lo tenéis, y no una vez, sino las veces que sean necesarias."

(Enseñanzas del Maestro. El Rebollar, Requena. 29-9-91)

“LOS HOMBRES SERÁN PORTADORES DE MIS ENSEÑANZAS”


“Hace mucho tiempo, y desde otros mundos muy lejanos, vine a este mundo para daros mis enseñanzas, pero los hombres de entonces no me comprendieron. Ahora he vuelto de nuevo para daros mis enseñanzas y mi amor, para enseñaros a amar y a ser amados. Prestad fe a mis palabras, pues de mis enseñanzas ha de salir vuestra salvación, y mi amor llegará a todos los rincones del mundo y los hombres serán portadores de mis enseñanzas y de mi amor.

Por eso os digo: liberad las grandes reservas de amor que os di para que el mundo entero sea salvo. Pues no existe ni hay otro camino para la salvación si no es por medio de mi amor. Si vosotros ya sabéis que la vida material es perecedera: ¿por qué no hacéis un esfuerzo por entenderme y por coger el amor que os traigo? Tanto que lucháis por la libertad y no os dais cuenta que esa libertad tan ansiada se halla a través de mi amor. El mismo amor con el cual os di mi vida por vosotros, el mismo amor con el cual os di la vida, el mismo amor con el cual se obra gran justicia y el mismo amor con el cual se os conduce a la vida eterna”.
LA REENCARNACIÓN

“La reencarnación existe, lo que no existe es la resurrección. Mirad, esto no es tan difícil de comprender. Daros cuenta que si tuviesen que resucitar todos los que han muerto, desde que el mundo es mundo, con el mismo cuerpo y con la misma edad que tenían cuando murieron, tanto si son niños como si son ancianos, pensad: ¿qué trabajo iban a realizar estos ancianos? Y aquellos que por ignorancia mataron, al resucitar se reconocerían entre ellos y entonces irían buscando la venganza, siendo el odio aún mayor que el que existe hoy en día.

Ahora pasaré a explicaros otra cosa: no es verdad lo que dicen de que el espíritu tiene que venir a reencarnar primero en una piedra, después en una flor, después en un animal, sobre todo en el mono, ya que son muchos los que coinciden de que el hombre viene del mono. Pues yo os digo que todos los que así piensen están muy equivocados. Primero porque la piedra no tiene vida, la flor es un vegetal y el mono es un animal. Daros cuenta que al no tener espíritu, el animal no progresa nada por sí mismo si no es forzado y enseñado por el hombre. Sin embargo, el progreso que va desarrollando el hombre de año en año como, por ejemplo, la luz eléctrica, las telecomunicaciones, las carreteras, la medicina, o las viviendas de hoy en día, etc. (este progreso demuestra que el hombre sí tiene espíritu porque posee inteligencia).
Por eso os repito una vez más que el espíritu viene de Dios. El espíritu siempre ha tenido y tiene que entrar en una materia para cumplir con la misión que ha venido a hacer aquí en la tierra. La misión que trae el espíritu es entrar en una materia, para la evaluación y progreso de su elevación espiritual.”
“El ser humano en su vida ha de pasar por muchas cosas, como pruebas para la elevación del espíritu, y al final de su vida el cuerpo muere, pero el espíritu va a una patria espiritual donde él mismo ve lo positivo y lo negativo de todo el trabajo que ha desarrollado durante su estancia en la tierra. Y si su elevación no ha sido suficiente tiene que prepararse de nuevo para volver a la tierra. Y cuando le concedan bajar a la tierra, volverá a entrar en otra materia de un niño o niña recién nacidos. Y así irá sucediendo tantas veces como sean necesarias.”
EL CIELO Y EL INFIERNO

“También nos han enseñado que la persona que es buena va al cielo y Dios la tiene en la gloria y el que es malo va al infierno y lo queman en el fuego. Ahora os digo a vosotros, a los que tenéis hijos, ¿quién entre vosotros, aún siendo pecadores, si un hijo os saliera descarriado vosotros lo echaríais al fuego y lo quemaríais? Pensad que si vosotros no lo hacéis, cómo podéis pensar que Dios siendo todo amor iba a hacer todo esto que nos han enseñado y que escrito está en la Biblia. ¿Os dais cuenta cómo la Biblia no está escrita por Dios, sino que está escrita por la mano del hombre? Pues si la Biblia estuviese escrita por la mano de Dios, tened en cuenta que Dios no os mentiría, porque Dios os ama.”